Filosofía del Yoga
Filosofía del Yoga

Filosofía del Yoga

El Yoga es una disciplina ancestral cuya sabiduría me ha sido de gran ayuda en mi proceso espiritual, y me hace muy feliz el poder compartir en este artículo y en muchos venideros mi visión de esta práctica y como ha influido en mi vida. Siento que uno de los grandes aportes que el yoga ha traído a mi vida ha sido el aprender a escuchar lo que me quiere decir mi cuerpo y como existe una reciprocidad donde mediante las asanas yo lo guio a la misma vez él me guía a mí. Me dice hasta donde puedo llegar, me hace entender mis limitaciones y disfrutar esa relación entre mi cuerpo y yo, que siento solo el yoga puede ofrecer. He aprendido a amar mi cuerpo, a no compararme con chicas y modelos perfectas, a aceptarme, a respetar mis tiempos, a mirar a los demás desde la inspiración y no desde la autocrítica, aceptando y queriendo mi esencia tal cual es. También siento que me ayuda a mejorar y aprender a controlar mi vibración, cada vez que termino una práctica aunque sea de 10 minutos o de una hora mi energía y por consiguiente mi estado de ánimo cambia sustancialmente. 

La filosofía del yoga es un tema que me apasiona y me parece de trascendental importancia  conocer, no solo para los yoguis, sino para todos en general. Es importante el estudio de la filosofía del yoga porque el mismo sienta las bases de cómo ser un “verdadero” yogui. El estudio del  yoga propone un proceso para la realización del individuo, de nuestra esencia, realizada en una búsqueda incesable de la unión y conexión con lo divino. El yoga va mucho más allá del simple hecho de lograr una postura demandante o el mero ejercicio físico. El Yoga es un estado y un vínculo con nuestro ser interior. El estudio del yoga es principalmente una escuela de cómo mediante ciertos principios podemos llevar una vida más feliz y armoniosa con la naturaleza, con el prójimo  y en coherencia con nuestros pensamientos y acciones. Es un todo integral, su propio nombre significa unión y comprehende una asociación de saberes, no solo por las asanas, el estudio de las escrituras y las prácticas de pranayama, la realización de kriyas o la recitación de mantras entre otros. Lo más importante, que también para mí es lo más difícil, es aplicar e integrar todos esos saberes a nuestra vida. Existen muchos tipos de caminos en el yoga, cada cual puede tomar el que resuene más consigo mismo. Podemos encontrar tres escuelas fundamentales en el Yoga:

  • Jñana Yoga es de  las grandes escuelas tradicionales por no decir la primera, es el Yoga del conocimiento que está basado en la filosofía y estudio de escrituras y saberes de los textos sagrados, de ahí sale la forma de vida del Vedanta.  Las herramientas del Jñana yogui son la reflexión, el estudio, la auto-observación y sobretodo  la meditación.
  • Por otro lado tenemos el Raya Yoga que es el Yoga que estudia la naturaleza de la realidad mediante un control físico y mental. Los Yoga-Sutras expuestos por Patanjali son tomados por algunos como el texto clásico que contiene la naturaleza del Raya Yoga. Por otro lado algunos creen que  esta es una disciplina más amplia, e incluye además de sistemas concretos como los Yoga-Sutras otros muchos como pueden ser el Kundalini, el Kriya, el Mantra o el Dharma Yoga. En sus textos Patanjali enseña que Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente. Dentro de los Yoga-Sutras de Patanjali encontramos una serie o estadios de 8 pasos que son fundamentales en la filosofía del yoga especialmente en la práctica del Ashtanga.
  • Otro de estos estilos de Yoga es el llamado Karma Yoga o disciplina de la acción. Este es un estilo con un enfoque en el desapego del practicante, al cual se le alienta a cumplir su Dharma o propósito divino. A través del desapego y la liberación del karma por la eficiente acción dharmica el individuo obtendrá Moksha, liberación del ciclo de nacimientos y muertes.  

Las adaptaciones pudiéramos decir modernas del yoga hacen que muchas veces pierda su esencia fundamental y que los estudiantes tengan como objetivo principal la realización de las posturas, tristemente alejándose del camino del desarrollo de la conciencia y evolución del ser que la práctica integral puede ofrecer. Por ello es mi recomendación que aquel desee incursionar en este hermoso camino lo haga no solo por lograr los resultados físicos, sino que se involucre en la filosofía de esta ancestral práctica para poder disfrutar de todos los beneficios también mentales y espirituales que esta les puede aportar. Namaste

Contáctame:
Follow by Email
FACEBOOK
Instagram

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *