La Montaña Amarilla
La Montaña Amarilla

La Montaña Amarilla

 Hoy ha sido un gran día, doy gracias al universo por permitirme  poder disfrutar de la naturaleza, de la familia aunque muchos se encuentren lejos, de encontrar la paz y la alegría, especialmente en estos tiempos tan convulsos que vivimos. Hace ya algún tiempo acordé con mi amigo Joel en visitar  un sitio de especial belleza en la isla, pero al final no pudo ser. Quien me conoce sabe que adoro la naturaleza, siendo de las cosas que  más disfruto es  pasar tiempo con amigos y familia en ella.  Salir de paseo al aire libre,  conectar con todo lo que la misma tiene ofrecer me renueva siempre la energía. Las vistas y el paisaje desde lo alto de La Montaña Amarilla transmiten una auténtica magia, la montaña es muy fácil de subir, un tanto empinada la escalada pero no toma ni treinta minutos el ascenso. Las sensaciones que  experimenté desde la cima fueron cándidamente amorosas y de contemplación, no solo de las hermosas vistas, sino también de la libertad de mi ser interior, desde el agradecimiento y la gratitud por todo lo que estaba experimentando. Desde lo alto se puede ver una vista panorámica de toda la costa, incluso la montaña roja y el Teide siempre presente en la isla. Disfruté mucho esos minutos desde lo alto, simplemente sintiendo el viento correr, disfrutando el silencio, siendo totalmente feliz y saboreando el momento presente. Viviendo desde el presente podemos deleitarnos en lo experimentamos, siento que si uno no está feliz y en aceptación del ahora, será infeliz donde quiera que vaya o se encuentre, no importa cuán majestuoso el paisaje que se nos presente.  

Bajando unos pocos metros de la montaña esta la sorprendente playa amarilla, las formaciones rocosas y sus aguas cristalinas hacen de ella un auténtico espectáculo y sin lugar a dudas uno de los lugares más lindos de Tenerife que he visitado. Qué decir del absoluto privilegio de presenciar un atardecer en un sitio tan maravilloso. La luz del sol hace que resalte mucho más la tonalidad amarilla de la montaña y las formaciones, haciendo sin lugar a dudas uno de los mejores sitios para hacer ejercicios, caminar,  hacer snorking, yoga o simplemente pasar un día increíble. Ya estoy deseando volver a ir muy pronto, un sitio con demasiado encanto y una vibra hermosa, demás está decir que es un sitio que le recomiendo visitar a todo aquel que se encuentre de paso por la isla o que viva aquí y aún no haya tenido la oportunidad de visitarla.

Contáctame:
Follow by Email
FACEBOOK
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *