Gratitud
Gratitud

Gratitud

Llevo experimentando desde hace algún tiempo una de las herramientas más poderosas que he descubierto para el crecimiento personal y para llevar una vida más feliz. Hablo de la Gratitud, que es para mí un auténtico secreto, una llave para manifestar y atraer todo aquello que queremos a nuestra vida.

Suena fácil, pero no lo es, es de hecho muy difícil mantenerse con una actitud positiva y agradecida cada día. Somos humanos, y cada cual tiene sus circunstancias y su propio camino de desarrollo personal, sin embargo estoy convencida de que todos tenemos miles de razones por las que estar agradecidos.

Si no somos capaces de apreciar lo que tenemos nos enfocaremos en aquello que nos falta o hemos perdido. Cada día es una nueva oportunidad, un regalo del universo. No importa lo que haya pasado o las situaciones que estemos atravesando en estos momentos, debemos ser conscientes de lo afortunados que somos de experimentarlo, debemos agradecer y celebrar la vida por ello. Pero sobre todo es muy importante que sepas lo valioso que eres, que tus palabras, tu sonrisa o un simple gesto pueden cambiarle la vida a alguien. Siempre habrá quien vea tu talento, tus virtudes, aun cuando tú mismo no seas capaz. Es importante recordarnos que no debemos esperar la aprobación y reconocimiento de nadie más, debemos aceptarnos y valorarnos nosotros mismos, estando agradecidos con el ser perfecto que somos.

Me he puesto a la tarea de hacer una lista diaria (de al menos tres cosas) por las que estoy agradecida, y siempre me recuerda lo bendecida que soy. Trato de anotar lo más significativo y alguna cosa que me haya hecho felíz en el día. Que tengo una familia preciosa y amigos increíbles, y aunque a la mayoría los tenga lejos, agradezco el poder verlos desde la distancia y agradezco tenerlos en mi vida. Agradezco vivir en esta isla maravillosa llena de gente bonita, agradezco infinitamente el poder ir cada vez que quiera a bañarme en el mar, por tener un plato de comida siempre en la mesa, por respirar, por estar rodeada de tanta naturaleza.

El secreto de la felicidad es apreciar las pequeñas cosas de la vida, aquellos que ya damos por sentado y se nos olvida lo valioso que es. Rara vez agradecemos a nuestras manos todo lo que hacemos a diario con ellas, a nuestros ojos que nos dejan contemplar lo maravilloso y colorido que es el mundo, a nuestras piernas por llevarnos a sitios increíbles y finalmente a nuestro cuerpo en general, nuestro sagrado templo.  La tierra  que pisamos, la cama en la que descansamos, el teléfono celular con el que estamos en contacto con el mundo, el aire que respiramos, el agua que tomamos y con la que limpiamos nuestro cuerpo y hogar.

Recuérdate cada día lo valioso que eres, todo lo que has aprendido. No te escondas ni te avergüences de ti mismo, ni de tu historia. El volvernos nuestra mejor versión pasa también por agradecer y aprender de nuestros defectos, errores y de todo aquello que no nos gusta de nosotros. Solo así podremos hacer el cambio que queremos ver en nuestra vida y de esta forma transformar lo negativo a hermosas enseñanzas que por siempre nos acompañarán.

Contáctame:
Follow by Email
FACEBOOK
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *